Mi Reencuentro conmigo

¿Qué significa mi Reencuentro conmigo?


Mi Reencuentro conmigo mismo es un escrito para conectar con tu ser interno, con tus limitaciones y dolencias, aceptarlas y desde allí iniciar el cambio.


mi reencuentro conmigo
Mi reencuentro conmigo


"Parar" para provocar mi Reencuentro conmigo

Hay momentos en la vida que tenemos acceso a nosotros mismos, cual persona que se ubica ante al espejo, nos percibimos, nos miramos frente a frente y volvemos a Redescubrirnos, a Reencontrarnos con nosotros mismos.

La vorágine del mundo actual nos impulsa a correr sin parar, a veces sin rumbo. Sin embargo, nos seguimos moviendo, pues al parecer si nos detenemos podría suceder una catástrofe…

Y en un momento sucede el desastre… algo no planeado nos sorprende y nos invita en algunos casos, puesto en otros nos obliga, a parar y tomar conciencia de quiénes somos y a dónde estamos ubicados.

Estas circunstancias nos promueven a interrogar nuestro estilo de vida, nuestras creencias, mandatos y prejuicios, develando lo que hay detrás del pequeño mundo consciente en el que sucede la existencia.



Repletos y vacíos al mismo tiempo


El ser humano transcurrido un tiempo, se acostumbra, se habitúa, diremos naturaliza el mundo en el que vive, a tal punto que no se anima siquiera a pensar por fuera de las variables en las que se juega su día a día. La vieja y conocida frase “más vale malo conocido que bueno por conocer” encaja perfecto. Las personas son capaces de Resignar su bienestar a cambio de no generar ningún tipo de sobresalto que rompa la rutina momificante y mortificante en la que se encuentran inmersas.


¿Cuáles son los contenidos mortificantes que anidan en nuestro ser, atrapándolo en un callejón sin salida?


  • Relaciones tóxicas

Las Relaciones tóxicas tienen la particularidad de hundir y obstruir nuestro crecimiento personal, mental, emocional, espiritual, energético, profesional, etc. y ni siquiera tener registro de lo que está pasando. Por el contrario, es común negar y en ocasiones justificar todo lo que sucede en el vínculo patológico.


Este tipo de relaciones somete, vulnera, dinamita al sujeto más endeble y empodera, como contrapartida al otro, que sufre la misma toxicidad pero en distinta polaridad. En este punto, la persona que humilla al otro, tiene un nivel de amor propio tan pobre que siente que al aplastar al otro se reivindica el mismo, lo cual está muy lejos de lograrse.


En cuanto, al sujeto castrado por la relación, internaliza que no es nadie fuera de tal vínculo, lejos de esa persona que tergiversa todo y le hace creer que da “todo” por ella y que en lugar de recibir agradecimiento, es franco de injustificadas acusaciones.


  • Repetición de patrones

La Repetición de patrones constituye una Reproducción exacta de un guión que pese a no haber sido escrito por el sujeto, le indica qué hacer, qué sentir, qué pensar y cómo Reaccionar. En otras palabras, el sujeto es parte de una puesta en escena donde Representa los mandatos, prejuicios, creencias, miedos, deseos, etc. de sus ancestros.


La proyecciones inconsciente de los antepasados están presentes siempre que ha quedado algo sin Resolver, por lo general giran en torno a dos cuestiones: la sexualidad y la muerte. Los miembros de la tribu Regresan irrumpiendo en la vida de sus descendientes, ellos demandan descansar en paz pero para ello, todo lo que se halle pendiente debe ser Reparado.


La persona se encuentra abrumada por padecimientos y situaciones que encarna, diremos Revive y no sabe cómo escapar, porque incluso desconoce el origen mismo de tales acontecimientos.


  • Resignaciones

A menudo nos encontramos con personas que podemos identificar como postergadores seriales, sujetos que siempre encuentran la excusa perfecta para evitar ir tras lo que desean. Sus argumentos se expresan en el abanico más amplio de motivos. Pero todos pueden resumirse en NO PUEDO y NO ES EL MOMENTO.


Detrás de estos dos indicadores se esconde una falta de autoestima. Porque en realidad el sujeto nunca genera las condiciones para alcanzar lo que anhela, simplemente porque está convencido que no merece alcanzar dicho objetivo.


El paso del tiempo en la no consecución de su meta viene a fortalecer la idea de la falta de mérito que posee para materializar sus decisiones y proyectos. La falta de iniciativa, la inacción lo deja en un lugar de privación ilimitada.


  • Remordimientos

Existen sujetos capaces de ubicarse en el lugar de jueces feroces con su propia persona, que aun habiendo recibido la absolución de todos los damnificados seguirán sosteniendo la culpa hasta el final de sus días.


Estas personas operan como si su vida se redujese a un sólo capítulo, como si todo lo que aconteció antes hubiese quedado obsoleto y lo que devino luego, no mereciese ser tenido en cuenta.


La culpa es un silencioso enemigo que no nos permite liberarnos jamás de nuestros desaciertos, un enemigo que nunca deja de acechar, que día y noche nos incinera en una hoguera que nunca deja de arder.


  • Rencores

El almacenamiento de enojos y de ira hacen mella en nuestro cuerpo, lo enferman, literalmente bajan las defensas del sistema inmunológico. Esto se debe a que se destina gran parte de nuestra energía en pensamientos y emociones negativas que abruman y agobian a nuestro organismo.


Piensa en esto: un cuerpo repleto de rencores tiene dificultades para digerir la comida, tiene problemas para descansar, posee grandes impedimentos para concentrarse pero sobre todo no puede AMAR.


Si todo el tiempo dirigido a estar molesto se emprendiera en llevar a cabo proyectos, evolucionar como persona, pasear, leer un libro, etc. la vida sin lugar a dudas sería mucho más saludable.


  • Resaltar la falta

Hay quienes van por la vida viendo la mitad del vaso vacío y cuando este posee demasiado contenido, lo vuelcan un poco para tener porque Rezongar. Protestan infinitamente por todo, por la carencia inclusive por la abundancia, sencillamente porqué son personas insatisfechas.


Lejos de poder conectar y agradecer por las bondades que el universo les regala a diario se concentran en aquello que les sale mal, en lo que aún no han logrado, en lo que que tenían y han perdido que incluso cuando poseían tampoco valoraron.


Se han hecho profundamente amigos de la insatisfacción y no se permiten disfrutar nada porque al hacerlo pareciera que hieren sus propios principios.


  • Recuerdos abrumadores

Dice Séneca: “Todo tiempo vivido fue mejor…” y algunas personas deciden vivir en el pasado porque este era idílico. Otros están sumergidos en ellos porque todavía persisten lo males vividos en aquella época. En cualquiera de los dos casos existe una Resistencia a soltar.


En ocasiones para evitar enfrentarse a la vida, optan por aferrarse al pasado y a sus recuerdos; privándose de disfrutar y aprender del presente en el que están viviendo. En otras, lo niegan con tanto ímpetu que se vuelve la peor de sus sombras pues al Rechazarlo le otorgan más fuerza.


A nuestra mente le resulta difícil establecer qué es un recuerdo y qué está desarrollándose en el presente debido a que los recuerdos abrumadores son tan vívidos que vuelven a vivenciarse con todo lo que eso conlleva.


¿Cómo podemos tener una vida más saludable, luego de establecer mi Reencuentro conmigo?



  • Registrar

En primer lugar tenemos que tomar conciencia de todos los pensamientos y las emociones que atraviesan nuestro ser, si los eludimos difícilmente nuestra calidad de vida mejore. De allí la importancia de preguntarnos: ¿en qué cosas pienso a diario?, ¿Cómo me siento?, ¿Qué cosas quiero hacer y cuáles no?, ¿Qué vínculos me lastiman?, ¿Qué relaciones me hacen bien?, ¿Soy feliz?


  • Reconectar

En segundo término es importante que luego de ser consciente de nuestro estado físico, mental, emocional, espiritual y energético podamos aceptarlos y dejar de negarlos. Es primordial para comenzar a sanar que le retiramos fuerza a todo lo dañino que habita en nosotros. Esto solo puede funcionar si dejamos de mirarnos con el dedo acusador y prejuicioso. Tenemos que cultivar una relación amorosa con nosotros mismos.


  • Reconstruir

Al Redescubrir todos los recursos con los que contamos para poder salir de cada circunstancia que nos toca atravesar, nos vemos movilizados a Rearmanos y Reestructurarnos poniendo el foco en nuestras potencialidades y habilidades en detrimento de nuestras limitaciones. Fundamentalmente porque cada ocasión que nos desafía en la vida es un reto interesante para lograr un nuevo aprendizaje.


  • Resignificar

"Haz venido a esta vida sin manual de instrucciones pero estás lleno de herramientas y recursos para hacer frente a los desafíos que la vida te disponga. En cada capítulo adquirirás un nuevo aprendizaje, el cual Revalorizará y Resignificará todo lo que hayas logrado".

En el camino, quizás te pierdas, pero siempre Retoma el sendero en el cual ante todo te RESPETES y te AMES. Deja de ser esclavo de las circunstancias y conviértete en el protagonista de tu vida.




Lic. en Ps. 
Siomara Gauna